Los Knicks traspasan a Carmelo Anthony a Oklahoma City Thunder - Controlando.Net

Últimas

sábado, 23 de septiembre de 2017

Los Knicks traspasan a Carmelo Anthony a Oklahoma City Thunder


Los Knicks envían a Anthony a los Thunder a cambio de Enes Kanter, Doug McDermott y la segunda ronda del Draft de 2018 de Chicago Bulls, la cual estaba en posesión de Oklahoma City. El acuerdo ha sido alcanzado esta misma tarde pero no será oficial hasta el próximo lunes cuando ambos equipos lo confirmen de forma oficial con la NBA.

La operación completa el esfuerzo e interés de los Thunder en crear un candidato al título alrededor de Russell Westbrook. Tras la marcha de Kevin Durant el general manager de la franquicia, Sam Presti, no se ha quedado tranquilo este verano hasta conseguir armar un trío de jugadores All-Star que se presenta como un nuevo candidato al anillo. En apenas tres meses Presti ha intercambiado a Kanter, McDermott, Victor Oladipo, Domantas Sabonis y una segunda ronda del Draft por Paul George primero y Carmelo Anthony después.

Según ha podido añadir Wojnarowski, Westbrook y George han jugado un papel fundamental en las negociaciones para conseguir el traspaso y aprobación de Carmelo. Recordemos que el alero poseía una cláusula de veto de traspaso y tenía que estar conforme con el destino que New York acordara para él. Así, tras conocer el movimiento, Carmelo ha aceptado renunciar a su derecho de veto de traspaso. No obstante, el jugador mantiene esa cláusula una vez traspasado, ya de cara a una improbable salida de OKC.

Impuesto de lujo

El traspaso de Anthony implica que en la temporada 2017-18 Oklahoma City deberá hacerse cargo del salario del alero, lo que ocasionará que la nómina del equipo crezca lo suficiente como para que ahora el impuesto de lujo a pagar ronde los 28 millones de dólares.

Esta entrada de lleno en el impuesto de lujo para los Thunder contrasta sobremanera con la tendencia seguida años atrás, en el 2012, cuando OKC se deshizo de un joven James Harden para no incurrir en un volumen de salario que significase impuesto de lujo. En esta ocasión, Sam Presti ha dado mayor valor a formar un súper equipo en torno a Westbrook que a las consecuencias económicas de pagar tres grandes contratos (el del propio Westbrook, George y Carmelo) en un mercado no demasiado extenso como es el de Oklahoma.

Todo o nada: agentes libres

Los Thunder fían todo, tras el movimiento de Carmelo, a la temporada 2017-18. Por el momento, ninguna de sus tres grandes estrellas tiene garantizada su presencia en el equipo más allá del próximo verano. Westbrook podría renovar antes de que empiece la presente temporada, tiene oferta por el máximo encima de la mesa pero si no lo hace podría ser agente libre el próximo julio. También serán jugadores libres Paul George, que quiere probar el mercado, y Anthony, que salvo tragedia —lesión— es muy factible que no acepte su player option para también entrar en el mercado de 2018.

Todo o nada para los Thunder, que reúnen un nuevo Big Three y, con él, uno de los equipos más temibles de toda la NBA.

Cuatro grandes equipos

Quedan conformados por tanto cuatro grandes conjuntos en la Conferencia Oeste. Golden State, San Antonio, Houston y los propios Thunder. En este caso, OKC se ha adelantado a los Rockets en la adquisición de Carmelo Anthony, que no solo no lograron desbloquear las negociaciones por el alero de New York sino que dieron pie a que se lo llevara un gran rival por los puestos de honor del Oeste.

New York

Por su parte, los Knicks consiguen un movimiento de salida por Anthony que llevaban buscando desde incluso antes del verano, cuando Phil Jackson escribió las líneas maestras del entonces imaginado como futuro de la franquicia.

Tras meses de negociaciones con Houston, enquistadas después de que New York no aceptase a Ryan Anderson como moneda de cambio, no pudo alcanzarse un acuerdo. Tampoco encontraron ambos equipos una tercera organización para poder armar un trato. Perdieron los Rockets su ocasión y lo aprovecharon los Thunder.

New York adquiere en el movimiento a Kanter, con una temporada más garantizada en su contrato junto a una player option (18,6 millones) para el curso 2018-19. McDermott también posee una sola campaña más garantizada, por un modesto salario de 3,3 millones; el alero será agente libre sin restricciones el verano que viene. Con estas dos adquisiciones a cambio de Carmelo, los Knicks satisfacen sus necesidades en la negociación de salida de Anthony: anotadores con pocos años de compromiso hipotecados, como pudo hacerse eco el periodista David Aldridge. Vía libre de millones para New York a partir de 2018.

Trasvase Este-Oeste

Además, otro de los deseos de la entidad neoyorquina era llevar a Carmelo Anthony a la Conferencia Oeste para así no reforzar a un rival del Este, como hubiera ocurrido en caso de trato con los Cavaliers. Con el paso de Carmelo al Oeste, se completa una migración exagerada de una conferencia a otra. Este verano, Jimmy Butler, Paul Millsap o Paul George han cambiado Este por Oeste. A la inversa, solo Gordon Hayward se ha movido al otro lado del país.

Termina el culebrón Carmelo, el melodrama que tenía en vilo a los aficionados de New York y de media liga. Se arma un nuevo súper equipo en el orden NBA, conjunto que competirá en un Oeste mucho más poderoso que nunca. Y para mayor morbo, los Knicks empezarán la temporada el 19 de octubre en campo de —sí— Oklahoma.

FUENTE: nbamaniacs.com