Noticias Recientes

Esposo de joven acusada de abortar será sometido por suministrar pastillas

jueves, 22 de febrero de 2018

SANTO DOMINGO.- La pareja de la joven de 20 años que cumple una medida de coerción de tres meses acusada de abortar será sometido ante la justicia por el Ministerio Público, al ser señalado como la persona que suministró de manera intencional las pastillas que le provocaron el aborto.

El fiscal titular de San José de Ocoa, Francis Valdez, confirmó a DL vía telefónica que Eliezer Lachapelle será inculpado por el aborto de su pareja, Aris Nurys Tejada Ortiz, luego de que las pruebas y testimonios, además de un interrogatorio al que fue sometido ayer, indicaran que compró unas pastillas con el nombre comercial de Citex, contraindicadas para mujeres embarazadas por provocar contracción en el útero.


Valdez detalló que aunque durante el interrogatorio Lachapelle aseguró que no sabía que su esposa estaba embarazada hasta llevarla al hospital público de esta provincia, el pasado domingo 11 de febrero, las indagatorias refieren que, a pesar de que en la localidad donde residen, Sabana Larga, hay una farmacia “él va tres kilómetros a otra farmacia para comprar la pastilla”.

“A todas luces se pone en evidencia que es un aborto provocado y la norma castiga el aborto provocado en el artículo 137 del Código Penal”, apuntó el fiscal.

Adelantó que a ambos se le abrirá un proceso judicial. “Ella quiere establecer que no sabía lo que se tomaba, pero todo indica que lo sabía”, expresó el fiscal.

Versiones contradictorias

Según lo reseñado por el fiscal Valdez, las declaraciones del personal médico sobre el caso indican que la joven insistió en pedir el alta médica del hospital. 

“Las razones de porqué se la dieron es algo que compete a los médicos, pero le dan el alta y en su casa expulsa la criatura”, expresó el ministerial.

La madre de la joven, Ángela Ortiz, dijo a Diario Libre que de acuerdo con el relato de su yerno, Aris Nurys habría sido sacada del hospital luego de que él le dijera a la doctora que la atendía que le había dado una pastilla y le mostrará la envoltura del medicamento.

La señora Ortiz se quejó del trato dado a su hija en el centro asistencial. “Ella (la doctora) me mandó mi hija para la casa para que se me muriera con todo”, dijo vía telefónica sobre el hecho.

La madre de Aris Nurys también relató que no sabía que su hija tenía un estado de embarazo avanzado, de unos seis meses, y que el día del suceso, en horas de la noche, le dejó a su cuidado a su hija, con casi dos años de edad, y no quiso detallarle qué le pasaba. 

“Le digo: mami, ¿para dónde tú vas? Que yo acabo de llegar. ¿A ti te pasa algo? Y ella me dijo que no, que no le pasaba nada. No me quiso decir nada. Y se fueron”.

“Nosotros sabíamos que salió embarazada. No sabíamos que tenía un embarazo avanzado, para nosotros tenía cinco meses, pero es que ella hace un embarazo normal, no tiene ningún síntoma cuando sale embarazada. Entonces, ahí ella perdió como la cuenta”, detalló.

Actualmente la joven guarda prisión en la cárcel de Baní. La señora Ortiz informó que el abogado de oficio asignado a Aris Nurys presentó una apelación a la medida de prisión preventiva.

En tanto que la presidenta del Centro de la Mujer y Participación (CEDEMUR) en San José de Ocoa, Esperanza Medrano, dijo a DL ayer que están apoyando a la joven en este proceso y consideró que ha recibido un trato injusto.

Aborto prohibido

La Constitución de la República ampara el derecho a la vida desde la concepción, de acuerdo con el artículo 37. Grupos y organizaciones feministas abogan por la despenalización del aborto en tres causales: cuando la madre está en riesgo de muerte; en caso de una violación sexual o incesto; y cuando la vida del feto es inviable.

El fiscal Francis Valdez apuntó que aun estuviera actualmente permitido el aborto bajo esas causales, la joven estaría también infringiendo la ley porque su caso no está incluido en ninguna de esas condiciones.

En la mayoría de los países donde es permitido el aborto por cualquier razón se establece la restricción de 12 semanas de gestación (unos tres meses) como límite para practicarlo. 

La práctica de un aborto en estos países por encima de ese tiempo gestacional está permitido en situaciones de emergencia médica, como riesgo de muerte para la madre o malformación fetal. (FUENTE: Diario Libre)