Noticias Recientes

Qué nos pasaría si dejamos de dormir

jueves, 22 de febrero de 2018

El debate sobre la ciencia del sueño se ha prolongado durante varias generaciones. Las personas enferman, pueden enloquecer y morir si se les priva de dormir, pero ¿por qué el sueño es tan esencial?

Los psiquiatras Chiara Cirelli y Giulio Tononi del Wisconsin Center for Sleep and Consciousness propusieron la "hipótesis de homeostasis sináptica" (SHY) en 2003. Esta hipótesis sostiene que el sueño es el precio que pagamos porque nuestros cerebros son flexibles y pueden seguir aprendiendo cosas nuevas.


Hace unos años, se sumaron a un esfuerzo de investigación de 4 años que podría mostrar evidencia directa de su teoría. El resultado, publicado en febrero de 2017 en Science, ofreció una prueba visual directa de su teoría SHY. Cirelli, profesor de la Facultad de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Wisconsin, presentó su investigación el 17 de febrero de 2018 en la reunión anual de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia, realizada en Austin, Texas.

Mostró sorprendentes imágenes de microscopio electrónico de cerebro de ratones donde se observa lo que sucede todos los días: nuestras sinapsis (las uniones entre las células nerviosas) crecen fuertes y grandes durante la estimulación diurna, luego se reducen casi un 20% mientras dormimos, creando espacio para un mayor crecimiento y nuevo aprendizaje al día siguiente.

Dormir te hace más inteligente
Un gran equipo de investigadores fotografió, reconstruyó y analizó dos áreas de la corteza cerebral de ratones en estudio. Pudieron reconstruir 6,920 sinapsis y medir su tamaño.

Cuando correlacionaron las medidas con la cantidad de sueño que tenían los ratones, encontraron que unas pocas horas de sueño conducían a una disminución del 18% en promedio, el tamaño de las sinapsis. Estos cambios ocurrieron en ambas áreas de la corteza cerebral y fueron proporcionales al tamaño de las sinapsis.

La teoría SHY fue reforzada por un estudio de la Universidad Johns Hopkins que analizó las proteínas del cerebro y confirmó también la idea central de que el propósito de dormir es reducir las sinapsis, preparándolo para incorporar cosas nuevas. 

Los científicos están satisfechos con los hallazgos pero ahora están empezando a estudiar el papel que desempeña el sueño en el desarrollo del cerebro.