Noticias Recientes

Millonaria recoge latas en basureros por 20 y 30 dólares al día

viernes, 24 de agosto de 2018

NUEVA YORK. Lisa Fiekowski, una millonaria inversionista en bienes raíces, se dedica a recoger latas y botellas en los basureros de la ciudad, con lo que se gana entre $20 y $30 dólares al día, pero dice que es un hobby que mantiene por años para mantenerse en forma y no estar en la vagancia.

La mujer, de 60 años, tiene el depósito de su basura en un viejo carro Toyota Camry modelo 1993 y tiene propiedades valoradas en más de $8 millones de dólares, después de comprar edificios y apartamentos en Harlem, publica en un reportaje el tabloide NY Post.


Su padre fue el director de análisis económicos del Departamento de Tesoro de Estados Unidos y ella se graduó en la universidad de Chicago. 



Sus vecinos califican de monstruosidad la acumulación de basura en su vecindario de Prospect Heights en Brooklyn, donde por años la señora es ampliamente conocida por ser una recogedora de latas y botellas que vende a $5 centavos cada una.

Muchos que la ven, desconociendo su caudal económico, creen que se trata de una desamparada e indigente más de la ciudad, mientras su esposo tiene un sueldo de $180.000 como funcionario de una agencia municipal.

"Soy una bohemia pasada de moda", dijo ella en una entrevista con el tabloide NY Post esta semana.

"Para mí, lo triste es que Nueva York solía tener aceptación de que las personas son excéntricas, pero ahora es como ¡Dios no lo permitas!", dijo la millonaria.

Al igual que la chatarra desaliñada de Fiekowski, sus propiedades de inversión inhabitables están llenas de basura: un viejo microondas, una alfombra antigua, un paraguas, un carrito para la ropa y juguetes son solo algunos de los desechos que se pueden ver en una de sus propiedades en la avenida Convent en Harlem.

Pero también son propiedades inmobiliarias de primera, uno de sus dos edificios en Hamilton Terrace tiene un valor de mercado estimado en más de $4 millones, según una evaluación de la ciudad.

Su madre viajó por todo el mundo para negociar acuerdos comerciales para el Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

"Me mudé a Nueva York en el 79. ¿Puedes imaginarte? Compré un dormitorio por $22,000. Pensé que había pagado demasiado", dijo.

Fiekowski entró oficialmente en el negocio de bienes raíces a mediados de 1980, comprando propiedades en Harlem.

Pero hace una década retomó lo que llama un "mal hobby" que es el de recolectar latas.

"Me mantiene activa. Hablo con personas en el vecindario. Supongo que siempre fui recicladora. Mayormente, es una actividad física", dice ella.

"Me imagino que gano un poco de dinero al mismo tiempo y mantengo el vecindario limpio", añadió.

Dice que su familia piensa que su pasatiempo “es horrible”, pero ella cree que es “muy divertido".

Sus vecinos tampoco están encantados.

Afirma que planea arreglar sus dilapidadas propiedades en Harlem, aunque los vecinos dicen que los edificios han estado en declive durante años y que nunca han visto a nadie trabajando en ellos.

POR MIGUEL CRUZ TEJADA