Noticias Recientes

Una familia de científicos lucha por su vida tras el feroz ataque de una jirafa en Sudáfrica

jueves, 6 de septiembre de 2018

La esposa y el pequeño hijo de un reconocido científico del Reino Unido pelean por su vida luego de que fueran atacados inesperadamente por una jirafa en Blyde Wildlife Estate, una reserva de Sudáfrica. Ambos están internados con serio riesgo de muerte.

Se trata de Katy Williams, de 35 años, y su hijo Finn, de tres, quienes estaban a pocos metros de su casa esperando el regreso de su padre, Sam Williams, de su recorrido nocturno por las colinas de la reserva.


Cuando el científico retornó a su casa se encontró con el feroz e inentendible ataque de la jirafa contra su familia. De inmediato, logró espantar al animal que huyó corriendo a toda velocidad. Ambos quedaron tendidos, sin reaccionar.

De acuerdo a los primeros reportes, se cree que la jirafa de alguna manera se sintió amenazada por la presencia de ambas personas. La situación se habría agravado porque el animal se encontraba con su cría de dos meses junto a ella.

Tanto Katy como Finn estaban esperando el regreso de su esposo a unos 140 metros de su vivienda, algo que hacían regularmente y que no implicaba ningún peligro aparente. Sin embargo, a las 6 pm de este lunes la suerte cambió para la mujer y su pequeño cuando se enfrentaron con la furia de la jirafa.

El equipo de Rescate Médico de Hoedspruit llegó de urgencia al lugar tras el llamado de Sam. Sin embargo, el cuadro que tenían frente a sí los superó y pidieron ayuda para que fueran evacuados por helicóptero a un hospital en Johanesburgo.

Se requirieron dos helicópteros para su traslado a una unidad de alta complejidad en la capital sudafricana, donde fueron operados. Están estables, pero en situación crítica.


"Todos estamos conmocionados por este triste incidente y aseguramos a la familia que están en nuestras oraciones", dijo Riaan Cilliers, el manager de Blyde Wildlife Estate, la reserva donde ocurrió el ataque, de acuerdo al diario The Mirror.

Kate y Sam poseen ambos doctorados en comportamiento animal y trabajaban en el lugar. La mujer sabía cómo abordarlos y tenía conocimiento respecto a qué podría ser una amenaza, por eso llama la atención la reacción de la jirafa madre que los atacó brutalmente.

"Sam comprende la naturaleza y con la información disponible en el momento, considera el incidente como un desafortunado acto de la naturaleza. Entiende que la jirafa vio a su esposa como una amenaza para su joven cría", dijo Marina Botha, la abogada de la familia. (FUENTE: El Diario Ny)