Noticias Recientes

¿Es malo dejar amanecer cargando el celular?

viernes, 12 de octubre de 2018

Es un problema que ha plagado a la sociedad moderna desde los albores del teléfono móvil. Usamos nuestras confiables computadoras de bolsillo tanto, que rara vez duran un día completo sin quedarse sin energía. Muchos de nosotros conectamos nuestros teléfonos inteligentes por la noche y nos quedamos dormidos, contentos de saber que nos despertaremos en un dispositivo completamente cargado.

Pero, ¿es realmente seguro dejar nuestros teléfonos enchufados al cargador después que ya están completamente cargados? ¿Estamos dañando la batería o acortando su vida útil cuando los dejamos conectados toda la noche?


Hay muchos mitos e ideas cuestionables sobre este tema. Encontrarás que la internet está llena de opiniones que se hacen pasar por hechos. Pero si quieres información fidedigna, lo mejor es preguntarle a un experto. Nosotros lo hicimos, y tenemos algunas respuestas para ti.

La pregunta del millón: ¿Deberías dejar tu teléfono cargándose durante la noche?

“Dejar el teléfono conectado de la noche a la mañana está bien, no dañará drásticamente tu dispositivo”, nos dijo Shane Broesky, CEO y cofundador de Farbe Technik, una compañía que fabrica accesorios de carga. “Tu teléfono es muy inteligente. Una vez que está completamente cargado, sabe cuándo evitar que entre la corriente para proteger la sobrecarga”.

Querido lector, dejemos escapar juntos un suspiro de alivio. Parecería que hasta ahora vamos bien. Sin embargo, hay situaciones en las que dejar ese teléfono inteligente conectado durante la noche podría reducir lentamente la vida útil de la batería.

“Las baterías de iones de litio pueden reaccionar mal si el teléfono experimenta temperaturas elevadas, lo que provoca un efecto perjudicial”, explica Shane. “Si tu dispositivo tiene un estuche o funda protectora que no permite que el calor se escape, este calor aumentará la temperatura de la batería y causará la oxidación de la celda, lo que reducirá la capacidad y acortará su vida útil”.
En otras palabras, asegúrate de quitar la funda de tu teléfono por la noche si vas a dejarlo enchufado y cargando.

Entonces, ¿cuál es la forma óptima de cargar tu teléfono?

“El punto ideal para las baterías de iones de litio es mantenerlas cargadas entre 50 y 80 por ciento. Esto permite que los iones cargados continúen funcionando y protegen la vida útil de la batería”, nos explicó Shane. “Cargar tu dispositivo en períodos cortos a lo largo del día le dará a estos iones la energía suficiente para que sigan funcionando”.

Así que las recargas frecuentes, en lugar de una sola carga diaria más prolongada, son más saludables para la batería. Muchas veces esto no es posible ni conveniente, pero esa es la forma óptima de cargar tu teléfono si deseas garantizar la mayor vida útil posible.

Lo que deberías evitar

“La principal amenaza para tu batería son los ciclos de carga”, explica Shane. “Un ciclo de carga es donde la batería pasa de estar vacía -o casi vacía- a llena, y cada batería del teléfono tiene un número limitado de ciclos de carga antes del final de su vida útil”.

Es posible que tu celular tenga una gran cantidad de ciclos de carga antes de que se alcance ese límite, pero, finalmente, la batería se degradará de una forma notable. Cuando eso ocurra, te darás cuenta que dura solo un período de tiempo muy corto, y en casos extremos, simplemente el teléfono no se encenderá.

“Trata de evitar cargar del 0% al 100% siempre que sea posible, pues esto comenzará a descomponer tu batería y le dará a tu dispositivo una vida útil más corta”, sugiere Shane.

Los cargadores baratos funcionan bien… ¿o no?

Hay otro factor a tener en cuenta al cargar tu teléfono inteligente, y tiene que ver con la calidad de los accesorios que utilizas. Obviamente, siempre es mejor usar el cargador y el cable que vienen con tu smartphone, pero si eso no es posible, o quieres tener uno extra,  deberías comprar otro cargador y cable oficial.

Es cierto que a menudo los cargadores y cables oficiales son bastante caros, pero puedes encontrar alternativas de buena reputación de compañías que producen accesorios seguros, y que están probados, certificados, y que cumplen con los requisitos. También es importante que te asegures de que el cargador y el cable que compres tengan la clasificación correcta, así que te recomendamos que verifiques la clasificación de amps o watts con las especificaciones de tu teléfono.

Los riesgos reales se encuentran en el extremo barato del mercado. Las falsificaciones de bajo precio no se fabrican teniendo en cuenta la seguridad y pueden ser muy peligrosas, puesto que generalmente no cumplen con las normas de seguridad.

Son muchas las agencias de seguridad que están tratando de levantar conciencia sobre este asunto, como lo demuestra un informe oficial de autoridades de Londres, que advierte sobre los peligros de electrocución, quemaduras e incluso los incendios domésticos luego de una serie de incidentes causados ​​por cargadores de iPhone falsificados. El informe también ofrece algunos consejos sobre cómo detectar falsificaciones.

Si vas a comprar un cargador de un tercero asegúrate de elegir bien, pues no vale la pena dañar un teléfono de cientos de dólares, o lidiar con consecuencias aún más serias, por ahorrar unos centavos. Cuando se trata de accesorios, a veces lo barato sale caro. (FUENTE: digitaltrends.com)