Últimas

10 cosas que delatan que ya eres una doña


Una vez que te independizas de tus padres y pones un pie fuera del nido familiar, resulta inevitable que con el pasar del tiempo te empieces a convertir en una señora.

Te mostramos una lista de 10 cosas que haces cuando ya has alcanzado ese nivel de madurez que te niegas a admitir, pero sabes que ahí está.

  1. Tienes muchas plantas, las cuidas con tu vida y te emociona cuando crecen. “Mira, ¡tiene un brote!”
  2. Disfrutas mucho más entrar a la quietud de Zara Home que al bullicio de Zara de ropa. Obvio también ubicas el más cercano y el más surtido.
  3. Compras ropa de cama con base en su suavidad, material y hasta cantidad de hilos. Es más, dejémoslo en te llama la atención el departamento de blancos.
  4. Te emociona descubrir qué aromatizante era aquél que oliste en casa de tu amiga. También prendes velas aromáticas o difusores para relajarte.
  5. Tienes vajilla y cristalería para invitados y las cuidas “como las perlas de la Virgen”.
  6. Te relaja lavar los platos escuchando la música viejita que oían tus papás.
  7. Dedicas fines de semana enteros a la limpieza del hogar y no hay labor más sagrada. Si hay inspiración suficiente puede que hasta reacomodes los muebles.
  8. Te imaginas cómo se vería un espacio con ese mueble que quieres comprar (o incluso lo photoshoppeas).
  9. Empiezas a poner cuadros en los baños y por toda tu casa, ya hasta tienes a alguien de confianza que te enmarca.
  10. Te sientas a contemplar lo bonita que ha quedado tu casa y a leer tu ELLE Decoration.
Con la tecnología de Blogger.