Últimas

Un marinero mató a su esposa en plena luna de miel: hundió el velero en el que viajaban por un paraíso caribeño


Un hombre fue sentenciado el martes a ocho años de prisión en Florida, EEUU por la muerte de su esposa en altamar durante su luna de miel. Lewis Bennett se disculpó con la familia de Isabella Hellman durante la audiencia de sentencia ante el juez federal de distrito Federico Moreno.

Bennett fue acusado originalmente de asesinato, con los investigadores alegando que intencionalmente trató de hundir el barco, pero más tarde retiraron los cargos. Fue luego de que aceptara declararse culpable de homicidio involuntario. Los abogados de Bennett pidieron una sentencia de siete años pero el juez le aplicó la pena máxima conforme al acuerdo al que llegó con la fiscalía en noviembre.

Hellman desapareció mientras la pareja paseaba en un velero en las Bahamas en mayo del 2017. Bennett, de 42 años, insistió en haber dejado a Hellman en la cubierta antes de irse a dormir a la cabina. Agregó que se despertó cuando la embarcación chocó con algo, y Hellman había desaparecido.

Una declaración de la oficina del Fiscal General de los Estados Unidos dice que Bennett tenía experiencia navegando, incluyendo entrenamiento en procedimientos de emergencia y había viajado previamente de St. Marteen a Australia. Su esposa, ciudadana estadounidense naturalizada, nacida en Cuba, no había sido entrenada en procedimientos de navegación de emergencia y tenía menos experiencia, dijeron los fiscales.

La pareja se había casado tres meses antes de zarpar rumbo a St. Marteen, Puerto Rico y Cuba para una luna de miel retrasada a finales de abril. Después de salir de Cuba el 14 de mayo, Bennett le pidió a Hellman que tomara el control del barco por la noche para que pudiera descansar en la cabina del barco, según documentos de la corte. No le exigió que usara chaleco salvavidas, arnés o localizador personal, dijeron los fiscales en la declaración.

Dijo que se despertó cuando la nave golpeó algo y Hellman no estaba. El asistente del fiscal federal Kurt Lunkenheimer dijo el martes que Bennett "no la buscó con la suficiente diligencia a pesar de ser un marinero experimentado".

Las autoridades revelaron que no usó el teléfono satelital para pedir asistencia inmediatamente. En vez de eso, cargó en una balsa provisiones y una valiosa colección de monedas de plata robadas, y se fue. Los fiscales dijeron que pidió ayuda 45 minutos después de haberse despertado.

Un helicóptero de la Guardia Costera de los Estados Unidos lo rescató y lo llevó a los Cayos de Florida. Las autoridades buscaron a Hellman durante cuatro días, pero nunca encontraron su cuerpo. Un juez del estado de Florida declaró a Hellman muerta a principios de este mes para despejar el camino para que la hija de la pareja herede el patrimonio de su madre.

El FBI dijo que una inspección encontró que los agujeros en el casco fueron infligidos desde el interior y que las escotillas se abrieron en un intento deliberado de hundir el barco. Bennett fue inicialmente arrestado y acusado de asesinato el año pasado antes de llegar a un acuerdo con los fiscales federales. Ya se había declarado culpable de transportar 100.000 dólares en monedas robadas.

Los padres de Bennett, que viven en Escocia, están criando a la hija de la pareja, que cumplirá 3 años en julio. Antes de que Moreno anunciara su decisión, Bennett, un ciudadano dual de Australia y el Reino Unido, le pidió al juez que le permitiera salir de la cárcel antes para poder continuar criando a su hija, que era un bebé cuando la madre desapareció.

"Si me permite, quiero estar con mi hija lo antes posible", dijo Bennett. "Quiero criarla de una manera respetuosa con los deseos de mi esposa". Pero Moreno se puso del lado de los fiscales y eligió ocho años de prisión como sentencia y tres años en libertad supervisada. (FUENTE: INFOBAE)
Con la tecnología de Blogger.