Últimas

Post Top Ad

Your Ad Spot

viernes, 24 de enero de 2020

De vivir en la pobreza en Samaná a modelar para Valentino, Dior, Versace y Givenchy


El Limón, Samaná, es uno de los pueblos más pobres de República Dominicana. Y es precisamente en este lugar donde nació y vivió el protagonista de esta historia de superación, fama y éxito.

Se trata de Daniel Morel, un joven de 20 años, quien, por esos giros inesperados en su vida, pasó de labrar las tierras de su humilde familia a modelar en las pasarelas de las firmas de moda más importantes del mundo.

Daniel ha modelado para grandes firmas de modas, entre ellas Armani. 
Las precarias condiciones en las que vivía Daniel no impidieron que fuera descubierto por un reconocido cazatalentos de esa isla caribeña. Fueron su piel de ébano, su imponente estatura, sus rasgos finos, su dentadura perfecta y, sobre todo, su belleza interior los que lo llevaron a saborear las mieles del éxito.



Fue Sandro Guzmán quien lo descubrió y lo catapultó a la fama, convirtiéndolo en uno de los modelos más cotizados del mundo. Ahora, las marcas más prestigiosas, como Dior, Givenchy, Hermès y Louis Vuitton, lo incluyen en su desfiles y campañas publicitarias.

Sandro comentó a People en Español que descubrió a Daniel después de que un fotógrafo de Samaná le mandara una instantánea del muchacho.

“Yo pensaba que estaba retocada. (Luego) Daniel me escribió y le pedí que se hiciera una foto afuera de su casa con la luz natural. (Fue) cuando pude darme cuenta de la buena piel y de ese cuerpo escultural”, contó Sandro al medio estadounidense.

El cazatalentos supo en ese momento que Daniel era “un diamante en bruto” y se propuso transformarlo en toda una estrella del mundo del modelaje.

“Lo firmamos, comenzamos a trabajarlo y ha sido como un cuento de hadas versión masculina”, expresó Sandro.



En su primera temporada, Daniel participó en los desfiles de Valentino y otras marcas de ropa. De la noche a la maña se convirtió en el primer dominicano en desfilar para las casas de moda más exclusivas.

Antes de ser modelo Daniel realizaba labores agrícolas. Cuando viajó a Europa por primera vez llevaba poca ropa y un par de zapatos desgastados. Foto Instagram @daniel.morel_a
“Es muy pobre. Le dije, ‘trae lo que puedas de ropa, lo demás lo compramos en la capital’. trajo dos jeans, dos franelas (camisetas), una camisa y unos tenis muy maltratados. Salimos y le compramos todos los cambios para los castings y le armamos todos sus looks para Europa”, confesó Guzmán a People en Español. “Fue un momento en que me di cuenta la gran labor que hacemos porque estos chicos vienen de las entrañas del pueblo de pobrezas extremas”.

Hoy en día, el joven modelo trabaja para la importante agencia Next Models.

“[Su] cuerpo es hecho a mano, parece una estatua hecha a mano. Su piel es perfecta, y su sonrisa de un ángel. Pero lo más importante es que es bello en su interior, es como si hubiera sido criado en un lugar sin maldad”, contó el famoso cazatalentos.

El joven, cuyo papá trabaja en la agricultura y su mamá es ama de casa, y quien creció en la pobreza absoluta, ahora comparte en su cuenta de Instagram algunas de sus experiencias en las pasarelas más famosas. A través de fotografías y videos da a conocer a sus seguidores su acelerada y productiva carrera como modelo.

Fotos Instagram Daniel Morel

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas