Noticias Recientes

Cambios en los senos que indican un peligro

miércoles, 11 de abril de 2018

¿Sabes cuál es la apariencia normal de los senos? La ovulación y el período suelen provocar síntomas pasajeros como dolor e inflamación, pero fuera de esas etapas, podrían presentarse cambios en la piel y los pezones de las mamas que significan una señal de alerta de diferentes problemas. Conócelos para saber qué significan y en qué casos debes ver a un médico.


Pezones invertidos

Esto es normal si siempre han estado hundidos y pueden fácilmente apuntar hacia afuera cuando los tocas. Pero si tus pezones están apuntando hacia adentro y esto es nuevo, habla con tu proveedor de atención de salud de inmediato.

Hoyuelos o arrugas en la piel

Esto puede ser causado por tejido cicatricial de una cirugía o una infección. A menudo, este tejido se forma sin ninguna razón. Consulta a tu proveedor de salud, aunque la mayoría de las veces, este problema no necesita tratamiento.

Mamas que se tornan calientes, rojas o duelen

Esto casi siempre es causado por una infección en la mama. En raras ocasiones se debe al cáncer de seno. Consulta al médico para recibir un tratamiento.

Descamación y picazón en la piel

Muy a menudo se trata de eczema, una infección bacteriana o fúngica. Consulta al médico. Los pezones que presentan descamación y picazón también pueden ser un signo de la enfermedad de Paget, una rara forma de cáncer de mama que compromete al pezón.

Engrosamiento de la piel con poros grandes

Esto se conoce como piel de naranja porque la piel se ve como una cáscara de naranja. Una infección en la mama o el cáncer de mama inflamatorio pueden causar este problema. Consulta a tu proveedor de salud inmediatamente.

Pezones que se hunden

Si el pezón estaba elevado por encima de la superficie, pero comenzó a retraerse hacia adentro y no sale cuando se estimula, consulta al médico, sobre todo si es un síntoma nuevo.

Solicita una cita con un profesional si notas que:

  • Tu pezón se retrae o se hunde y no estaba así antes.
  • Tu pezón ha cambiado de forma.
  • Tu pezón se torna sensible y no está relacionado con el ciclo menstrual.
  • Tu pezón presenta cambios en la piel.
  • Presenta una secreción nueva.


Fuente: Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. y HolaDoctor.com