Noticias Recientes

Pareja de lesbianas boricuas hacen historia al donar árbol del Rockefeller Center

jueves, 29 de noviembre de 2018

El famoso árbol del Rockefeller Center, que cada año desde 1931 marca el inicio oficial de la Navidad en la Gran Manzana, esta vez tendrá sello latino, y LGBT, pues por primera vez en la historia fue donado por una pareja de lesbianas, de origen puertorriqueño.


Shirley Figueroa y su esposa, Lissette Gutiérrez, provenientes de la Isla del Encanto, son las madrinas del enorme abeto que estaba sembrado en su casa en la localidad de Wallkill, al norte de Nueva York.

Las emocionadas mujeres aseguraron que aunque al principio no estaban muy convencidas de cortar árbol de 72 pies plantado en la vivienda campestre que adquirieron el año pasado, al final decidieron dar el “sí” para que turistas y residentes de la Capital del Mundo lo disfruten.

“El dueño anterior nos dijo que ya le habían echado el ojo a ese árbol para el Rockefeller”, comentó Figueroa, quien después de pensarlo varios días le sonó la idea, pero luego tuvo que convencer a su esposa, ya que estaba bastante indecisa. Luego de varias conversaciones se dio el acuerdo y hoy se sienten orgullosas de tener a su “nena” en el centro de Nueva York.

El árbol sería encendido este miércoles durante una tradicional ceremonia en la pista de patinaje de hielo del Rockefeller Center a la que se espera asistan miles de personas, y también será transmitida en vivo por el canal 4 NBC.

“Ahora ya no es mi árbol sino el árbol del mundo y me produce mucha alegría de saber que vamos a compartirla a ella con todas las personas”, comentó Figueroa, explicando que se refiere al árbol en género femenino, pues considera que el alma del protagonista de la plaza de Rockefeller Center es el de una mujer, al que incluso le puso nombre. “Millones de gentes van a ir a visitar a Shelby”, agregó y explicó que además le honra saber que pasado el 7 de enero, cuando el pino sea retirado de la plaza, será donado a la fundación Habitat for Humanity para ayudar a construir viviendas.

“Si ellos lo disfrutan, nosotras vamos a disfrutarlo más”, comentó Gutiérrez, horas antes del encendido oficial.

Shirley Figueroa y su esposa, Lissette Gutiérrez, ambas puertorriqueña donaron el arbolito
La organización Rockefeller Center, manifestó que el árbol es un ejemplar de 12 toneladas de peso y 75 años de existencia, y fue trasladado el sábado pasado desde la casa de la pareja de donantes, con ayuda de varias grúas y decenas de auxiliares.

Figueroa, quien creció en El Bronx, confesó que cuando lo vea en pie, su corazón va a saltar de gozo. (FUENTE: El Diario Ny)