Últimas

Mata a su mujer, la entierra en el jardín y se hace pasar por ella durante un año


La comunidad de Tampa, en Florida (Estados Unidos), está conmocionada después del macabro triple asesinato en Tarpon Springs que, finalmente, ha pasado a cuatro fallecidos de la misma familia. 

Los cadáveres de Richard Ivancic -de 71 años-, su mujer Laura Ivancic -de 59 años- y el hijo de la pareja, Nicholas Ivancic -25 años- fueron encontrados junto a los de sus tres perros en su casa este Año Nuevo. 

Pero el suceso aún tenía que tomar un cariz más terrorífico: la Policía descubría días después que el crimen había sido perpetrado por su yerno y cuñado, Shelby Svensen, de 25 años, quien llevaba un año haciéndose pasar por su esposa, Jaime Ivancic -de 21-, a quien también había asesinado y enterrado en su jardín.

En enero de 2018, Jaime Ivancic le contó a su hermana Karma que estaba pensando en abandonar a su marido, Shelby Svensen, y marcharse con sus dos hijos, que ahora tienen 2 y 3 años. 

Llevaban casados apenas dos años, pero las discusiones habían llegado tan lejos que incluso la Policía había tenido que mediar: ambos tenían denuncias cruzadas por malos tratos y moratones de peleas por todo el cuerpo, cuenta el rotativo local «Tampa Bay Times». 

De repente, las llamadas de Jaimie a su familia pararon en seco. Sin embargo, la mala relación de ésta con su familia (tenía denuncias de malos tratos de Richard y Laura, quienes incapaces de tener hijos les habían adoptado a ella y a Nicholas siendo apenas unos bebés) sirvió de excusa, junto con las evasivas de Svensen, para no preocupar durante un tiempo a los Ivancic.

«Hace unos meses conseguí comunicarme con su madre por Facebook y me dijo que había visto fotos de los niños y que Jaimie estaba bien, aunque se sentía deprimida», explicó una amiga de la fallecida al mismo medio. 

En realidad, desde enero del año pasado, nadie había conseguido hablar directamente con Jaimie, aunque enviaba fotos de sus hijos por WhatsApp. Su marido les contaba que estaba muy ocupada y que no se podía poner al teléfono. 

En realidad, Svensen había matado a su mujer de un golpe en la cabeza, un «traumatismo violento por fuerza brusca» que provocó su fallecimiento, explicó el alguacil del Condado de Pasco, Jeff Harrington, en rueda de prensa para informar acerca de lo sucedido, según informa «Centro Tampa».

La voz de alerta

El pasado 31 de diciembre, uno de los hijos del anterior matrimonio de Richard Ivancic, padre de Jamie, llamó a la Policía: le extrañaba que no hubiera dado señales de vida desde principios de mes y los vecinos decían que el aire acondicionado llevaba funcionando sin parar y la casa desprendía un olor putrefacto. 

Los agentes encontraron los tres cuerpos de los Ivancic en estado de descomposición el día de Año Nuevo. Habían sido asesinados a golpes.

Dos días más tarde las autoridades detuvieron a Shelby Svensen conduciendo la camioneta robada de su suegra, Laura Ivancic, en el estado de Ohio. 

En el coche también estaban los hijos pequeños de la pareja, que se encontraban en perfecto estado, así como joyas y objetos de valor que el asesino había sustraído de casa de los Ivancic y que pretendía vender en su huída. 

En el interrogatorio, Svensen admitió haber matado a sus suegros y a su cuñado, así como también haber asesinado a su mujer, cuyo cadaver se recuperó de la casa familiar esta semana. El acusado se encuentra en la prisión de Ohio acusado de tres cargos de asesinato en primer grado y está esperando la extradición a Florida.

@abc
Con la tecnología de Blogger.