Últimas

Post Top Ad

Your Ad Spot

martes, 5 de mayo de 2020

A 24 años del asesinato de José Rafael Llenas Aybar


La mañana del 4 de mayo de 1996 fue dolorosa para la sociedad dominicana. Ese día se descubrió uno de los crímenes más horrendos de la historia reciente del país, un niño de 12 años fue asesinado de 34 puñaladas. Se trata de José Rafael Llenas Aybar.
 
El homicida fue su primo Mario José Redondo Llenas ( izquierda) quien ya lleva 24 de 30 años de prisión a los que fue condenado  y su cómplice, Juan Manuel Moliné Rodríguez (derecha) y quien salió de la cárcel en el 2016 tras cumplir sentencia de 20 años.
 
Todo empezó el viernes 3 de mayo de 1996 cuando el niño la llamó pidiéndole permiso para salir con Redondo Llenas, de 19 años, que lo invitó a una exhibición de motores en un supermercado local.

La madre de la víctima dijo que su hijo la llamó mientras esta trabajaba pidiéndole permiso para salir con su primo, Mario José Redondo Llenas, el cual vivía al cruzar la calle, y que lo invitó a una exhibición de motores en un supermercado local.


La madre dio permiso, con la condición de que regresara a las 5 de la tarde ya que más tarde iban a salir una hora después.

Pero Redondo Llenas no lo llevó a ese lugar, sino a la casa de su amigo Juan Manuel Moliné Rodríguez, de 18 años.

De ahi ambos salieron con Llenas Aybar y durante el viaje, el niño comenzó a ponerse nervioso, por lo que sus captores lo amarraron de pies y manos y lo colocaron en el baúl del carro.

Redondo Llenas y Moliné Rodríguez se desmontaron del carro Honda Accord y empezaron a discutir qué harían con el niño.

El primo de la víctima decía que no podía llevarlo a su casa otra vez porque, aunque el niño había prometido no decir nada, sus raptores temían que los denunciara.

Redondo Llenas le preguntó a Moliné Rodríguez si se atrevía a matarlo, a lo que éste último dudó.

Mario José lo apuñaló y Moliné lo sujetó.

Antes de cometer el crimen Mario José Redondo Llenas llamó a su tía y le dijo que su primo quería que lo dejaran en un centro de boliche para encontrarse con unos amigos.

La madre encontró esto extraño, pues su hijo nunca salía sin la supervisión de un adulto.

Así que fue al supermercado y no había exposición de motores como dijo al principio ni tampoco lo encontró en la bolera.

Fue entonces cuando la madre del niño se comunicó con su primo Guillermo Moncada Aybar para que le ayudara a encontrar a su hijo.

Mario José, fingiendo preocupación por la alegada desaparición de su primo, “ayudó” a los padres del niño a buscarlo.

Luego de una intensa búsqueda por parte de la comunidad y las autoridades el 4 de mayo de 1996, José Rafael Llenas Aybar fue encontrado muerto por unos campesinos, envuelto en cinta adhesiva, con las manos y pies atados, a medio zambullir en el Arroyo Lebrón, a unos 24 kilómetros al noroeste de la ciudad, en Pedro Brand.

Su cuerpo atado con cinta adhesiva había recibido 34 puñaladas.

Pero como no existe el crimen perfecto, un papel en la mano de José Rafael Llenas Aybar con un número telefónico fue la pista que dio con los autores del crimen.

Cuando las autoridades investigaron el número, éste pertenecía a la novia de Juan Manuel Moliné Rodríguez y así se estableció la responsabilidad de los dos jóvenes.

Moliné Rodríguez cómplice del crimen cumplió condena de 20 años y salió de prisión en el 2016 y Redondo Llenas aún purga sentencia de 30 años, aunque ha solicitado la libertad condicional pero le ha sido rechazada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas