Últimas

Post Top Ad

Your Ad Spot

sábado, 18 de abril de 2020

Cómo lavar una mascarilla higiénica reutilizable


Ahora que el Gobierno recomendara el uso de mascarillas a todas las personas que estén en las calles de manera obligatoria, te recomendamos varias opciones para lavar y desinfectar de manera segura mascarillas higiénicas reutilizables:

– Lavar en lavadora con el detergente usual a 60-90 grados.

– Sumergir durante 30 minutos en una dilución que contenga una parte de lejía por 50 de agua tibia. Lavar con agua y jabón y aclarar bien para que no queden restos de lejía.

– Emplear productos desinfectantes con actividad virucida. De nuevo, se lavarán con agua y jabón y se aclararán bien para que no queden restos de producto.

Elijas la opción que elijas, tras el lavado hay que dejar que las mascarillas se sequen completamente.

Las mascarillas higiénicas están destinadas a adultos y niños a partir de 3 años sin síntomas, que no sean susceptibles de utilizar mascarillas quirúrgicas ni máscaras filtrantes de protección contra partículas.

La Asociación Española de Normalización (UNE), que publicó los requisitos que debían cumplir las mascarillas higiénicas reutilizables con respecto a materiales, confección, marcado y uso (especificación UNE 0065), ofrece más recomendaciones a sumar a las anteriores. Son las siguientes:

– Evitar el contacto de una mascarilla sucia (a lavar) y la ropa limpia. Además, la persona que se vaya a encargar del lavado deberá protegerse para manipular las mascarillas sucias.

– No usar productos que puedan degradar o dañar los materiales con los que está fabricada la mascarilla, pues puede reducirse su capacidad protectora.

– Se recomienda que la mascarilla se seque completamente dentro de las 2 h posteriores al lavado.

– No se debe secar o higienizar la mascarilla en el microondas.

– Tanto durante el secado, como en el almacenaje posterior de la mascarilla, se deben evitar los ambientes en los que la mascarilla se pueda volver a contaminar.

– Después de cada ciclo de lavado, se debe realizar una inspección visual (con guantes de protección o manos lavadas). Si se detecta algún daño en la mascarilla (menor ajuste, deformación, desgaste, etc.), se debe desechar la mascarilla.

– Para reducir los riesgos, una vez sobrepasado el número máximo de lavados, que son cinco, se debe desechar la mascarilla. Se recomienda depositar en doble bolsa, para preservar el contenido de la primera bolsa en caso de desgarro de la bolsa exterior. También se puede depositar en los contenedores para desechos biológicos.

Recordamos que el uso máximo de la mascarilla higiénica es de 4 horas y si esta se humedece o se deteriora antes, habrá que sustituirla por otra.

La mascarilla se debe lavar cada vez que se ensucie, humedezca o no se pueda colocar correctamente sobre la cara. No se debe utilizar la mascarilla si está sucia o húmeda. En el caso de que se vaya a almacenar temporalmente, se debe evitar el contacto con cualquier superficie.

Muchos se dejan la mascarilla en la frente o debajo de la barbilla mientras la están usando y después de usarla, es un error.

Y, por último, el uso de mascarilla, sea del tipo que sea, no exime de cumplir con las recomendaciones generales para evitar el contagio del coronavirus, esto es mantener la distancia mínima de seguridad y lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o gel hidroalcohólico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas