Últimas

Post Top Ad

Your Ad Spot

lunes, 25 de mayo de 2020

Los nuevos y estrictos protocolos para vuelos y aeropuertos


Uso de mascarillas desde la entrada en la terminal de despegue y la salida de la terminal de destino, sin duty free y servicio a bordo reducido al mínimo, con recomendación de toma de temperatura y obligación de realizar una declaración personal respecto al covid-19... Son algunas de las medidas que enmarcarán los viajes en avión del futuro próximo. Las medidas están contenidas en el protocolo elaborado por la Agencia Europea de Aviación (EASA) y que establecen cómo serán los viajes en avión durante los próximos meses, mientras dure la pandemia de covid-19.

Sin acompañantes

Las terminales deben reducir la afluencia de público al máximo. Por eso queda prohibida la presencia de acompañantes salvo en las excepciones lógicas (personas con movilidad reducida o alguna discapacidad que les limite). En estos edificios las medidas de seguridad, distancia e higiene deben ser visibles desde la entrada. La distancia interpersonal ha de ser de 1,5 metros, y el aire acondicionado de los edificios debe renovarse al máximo, evitando en lo posible la recirculación. En todo caso se ha de limitar el contacto con cualquier superficio o con otras personas.

Desinfección y pantallas de plástico

Todos los elementos comunes deben ser desinfectados con frecuencia. Las pantallas de plástico protectoras del personal de atención al público requieren una atención especial, ya que en ellas se pueden detectar más presencias del virus. Por eso la limpieza y desinfección será mucho más frecuente. De igual manera con las pantallas personales para los empleados.

Control de temperatura opcional

El control de temperatura, recomendado en muchos países, se realizará preferiblemente antes del check-in y la facturación. Si el viajero da una temperatura superior a 38º se repetirá el control pasados unos minutos. En caso de segundo positivo se llevará al pasajero a una cabina de entrevista con un responsable médico, preservando siempre la confidencialidad y la distancia con otras cabinas de entrevista, personal y pasajeros. Allí se decidirá, de acuerdo a las normas sanitarias, si se viaja con estrictas medidas de seguridad o se cambia el billete.

Mascarillas en todo momento

Desde la entrada en la terminal de salida hasta abandonar la de destino, los pasajeros deben llevar mascarilla, y deben asegurarse de tener las suficientes para completar todo el tiempo del viaje. Las compañías dispondrán de ellas para proveerlas en caso de que el viajero no tenga suficientes. No especifica si en venta o como cortesía, aunque se sobreentiende que se dará el primer caso.

Declaración del viajero

Todo pasajero debe cumplimentar un formulario de su situación personal respecto al covid-19. En el protocolo se adjunta un modelo en el que se pregunta si ha tenido algún síntoma en los 8 días previos al viaje, o si ha tenido contacto con alguna persona diagnosticada de covid-19 en los últimos 14 días. Se hace responsable al viajero de la veracidad de estos datos por si deriva en posteriores circunstancias. Es un documento muy similar a cuando se accede a países de fuera de la zona Schengen.

Embarque ordenado y con distancia

Las compañías deben facilitar la estancia en la terminal y el acceso al vuelo de manera ordenada y manteniendo siempre la distancia de 1,5 metros. Lo ideal es crear flujos opuestos de circulación de personas. En el acceso al avión entrarán primeros los pasajeros más alejados a la puerta de entrada, siguiendo el orden inverso en la salida: primero los más próximos. La compañía está facultada para bajar del avión a quien se niegue a guardar las medidas de higiene o distancia recomendadas, o quien no pase las pruebas de salud.

Sin duty free y con filtros de alta eficiencia

A bordo se toman medidas para evitar contactos. No habrá duty free, se reducirán los servicios de comida que se servirá y sellada, así como bebidas enlatadas. Se evitarán los pagos en efectivo. En cuanto a los asientos, se mantendrá la distancia de 1,5 metros siempre que sea posible por el número de viajeros. Las familias irán siempre juntas. Se tomarán medidas para evitar las colas ante los baños y, si es posible, se reservará uno en exclusiva para la tripulación. Para el aire acondicionado se recomienda el uso de filtros HEPA (Alta Eficiencia de Partículas) que elimina virus del tamaño de covid-19. La compañía se compromete a no tener a un pasaje más de 30 minutos sin ventilación apropiada.

Si hay un caso sospechoso a bordo

El aspecto más peliagudo. Si durante el viaje un pasajero desarrolla síntomas de fiebre, tos persistente, cefalea, vómitos, diarrea o cualquier otro compatible con la gripe será aislado hasta dos filas en toda dirección. Si viaja con familiar o familiares también serán aislados junto al sospechoso de ser positivo. Los pasajeros que estuvieran en esas dos filas de distancia serán considerados contactos cercanos y serán entrevistados a la llegada. Se debe avisar al aeropuerto de destino y garantizar en todo momento que el ventilador individual esté encendido para renovar el aire que le circunda. Tras el desembarco del resto del avión, el pasajero y la tripulación seguirán el protocolo y se mantendrán en autoaislamiento por un plazo de 8 días en su base hasta la confirmación. En caso de positivo, todos ellos se someterán a 14 días de cuarentena. (FUENTE: Marca.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas