Ads Top

7 señales de un posible ataque al corazón en hombres


Dolor repentino en el brazo izquierdo que luego se hace más fuerte, se extiende hacia el pecho y caes desmayado. Así es como solemos imaginar un infarto y sí, puede ocurrir de esa forma, pero un ataque al corazón también puede dar señales totalmente inesperadas que incluso se confundan con otras afecciones.

Hombres y mujeres pueden experimentar síntomas diferentes cuando padecen problemas del corazón. En esta oportunidad, recopilamos datos de expertos e instituciones especializadas para hablar de las señales que se presentan en ellos. Tomar en cuenta estos signos puede ser de gran ayuda para prevenir el tan temido infarto.

1. Te sientes realmente agotado

Tus rutinas siguen siendo las mismas, pero sientes un cansancio inusual y hasta prefieres no hacer ciertas actividades. Si esta realidad te describe, ve al médico. Esa sensación de cansancio puede indicar debilidad del ventrículo izquierdo, el músculo que bombea la sangre desde el corazón hacia el resto de tu cuerpo y si deja de funcionar, puede ocurrir un ataque.

De acuerdo con la Asociación Americana del Corazón (AHA, por su sigla en inglés), si no hay un bombeo fuerte, es posible que no circule suficiente sangre y para compensar, el cuerpo la desvíe a órganos como el corazón y el cerebro. Esto produce agotamiento, ya que los tejidos no reciben suficiente sangre fresca y oxigenada.

2. Tienes problemas con tus erecciones

Las erecciones ocurren cuando fluye más sangre hacia el pene y lo hace firme y duro. Si esos vasos sanguíneos se dañan, la sangre fluye con dificultad y es menos probable que tengas una erección o que la mantengas. Aunque no lo creas, la disfunción eréctil puede ser un síntoma de una afección cardíaca.

Si tus vasos sanguíneos están dañados, es muy probable que los cercanos al corazón también lo estén. Una causa de este daño en los vasos sanguíneos puede ser la acumulación de placa y puedes correr el riesgo de tener un ataque cardíaco. Eso sí, si la erección falla una sola vez no es un gran problema, preocúpate si se hace recurrente.

3. Sufres calambres al caminar

La sensación de calambre en las pantorrillas que sube lentamente hacia los muslos y las caderas es un signo común de enfermedad arterial periférica: un estrechamiento de las arterias que limita el flujo de sangre a las extremidades, el estómago y la cabeza.

La enfermedad arterial periférica es similar a la de la arteria coronaria: la placa se acumula alrededor de los principales vasos sanguíneos, se estrechan las arterias en las extremidades y es posible que también las del corazón, según la Clínica Mayo. Todo esto puede aumentar significativamente el riesgo de un ataque cardíaco.

4. Tus ronquidos son demasiado fuertes

Roncar como una tractor, despertarse sin aliento o sentirte cansado aunque hayas dormido lo suficiente pueden ser signos de que tienes apnea del sueño, es decir, pausas en la respiración al dormir. Si no se trata, puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca y, en consecuencia, de infarto.

5. Tienes problemas estomacales

“El sistema nervioso a veces confunde las señales provenientes de varias partes del cuerpo”, explica James Park, director del Programa Cardiovascular en Texas Health Dallas. Los nervios del tracto gastrointestinal están estrechamente relacionados con los del corazón, de manera que un problema que podría estar surgiendo en tu corazón, se podría manifestar como malestar estomacal.

6. Te sientes ansioso y no sabes por qué

Muchos síntomas de ansiedad, como dolor en el pecho, dificultad para respirar y palpitaciones del corazón, también son signos de un ataque al corazón, más aún si no estás enfrentando a una situación estresante que pueda causar este tipo de síntomas.

7. Estás inexplicablemente hinchado

La hinchazón es común, por ejemplo, después de comer una comida muy salada, pero también puede ser causada por una insuficiencia cardíaca congestiva: el corazón es demasiado débil para bombear adecuadamente y los líquidos se acumulan en todo el cuerpo. Si estás repentinamente hinchado y la hinchazón persiste, tal vez sea el momento de visitar al médico.

Fuente Holadoctor.com
Con la tecnología de Blogger.